vie

12

mar

2010

Desalojo en Cajo-Parque Morales

La casa de la calle Fuente de la Salud, número 2, situada en Cajo, entre el parque de Morales y las cocheras de los autobuses municipales de Santander, ha sido derribada esta misma semana. Fue declarada en ruina por la Junta de Gobierno Local el pasado 16 de noviembre de 2009. Los cerca de 30 gitanos rumanos que allí vivían de forma ilegal durante casi dos años se han tenido que marchar.

 

El Ayuntamiento de Santander ha puesto a disposición de los rumanos los servicios sociales, «pero tienen que entender que es muy difícil que les demos una casa», indicó Enrique Diez, responsable del programa de Alojamiento Alternativo de la Concejalía de Bienestar Social. Son cuatro las familias y dos parejas las que conviven en este lugar desde hace meses, entre ellos niños de todas las edades.

 

Su forma de vivir y costumbres les han enfrentado con vecinos y padres de los niños que acuden al cercano Colegio Público Fuente de la Salud.

Algunas madres comentaban que «uno de los problemas es que utilizan el parque como si fuera su jardín. Mis hijos, dice una de ellas, como los de otras familias amigas, ya no pueden venir a jugar. Lo han dejado inutilizado. Cuando el baño del parque está cerrado, hacen sus necesidades a la intemperie».

 

Además, añadió, «los hombres toman los bancos situados alrededor de la zona de juego como área de reunión, sobre todo a partir de las seis de la tarde, cuando regresan de pedir. ¿Qué niño va a subirse a un tobogán teniendo a más de 20 personas adultas allí instaladas, algunos bebiendo?».

Los vecinos lamentan también la situación de los niños rumanos «todo el día corriendo por la zona. Se supone que están escolarizados, pero deben de ser pocos los que van al colegio». Surgen asi losproblemas de convivencia: «Tienes que ir con mil ojos cuando pasas con el coche, porque te salen de cualquier lugar. A una de las madres le abollaron el coche unos críos abriendo y cerrado la puerta de una de las furgonetas de sus padres, a otra le pusieron una diana en el cristal y se dedicaron a tirar piedras. Todo se ha vuelto muy complicado».

 

El responsable municipal indica que «los niños están escolarizados, pero como no tienen un domicilio fijo es muy difícil tener un control». Otra preocupación es «el estado de la casa. Está en una situación muy precaria». La casa está dividida en seis viviendas, que ocupan la planta baja, dos alturas y el bajo cubierta. La superficie en planta es de 158 metros cuadrados.


Escribir comentario

Comentarios: 6
  • #1

    isra (lunes, 15 marzo 2010 23:04)

    ya era hora de que les echasen

  • #2

    VIP (martes, 16 marzo 2010 01:21)

    Yo conozco a uno de los dueños de esa casa, y el derrumbe era la única manera de poder deshacerse de toda la ru-manada que allí se hacinaba.

  • #3

    pitu (jueves, 25 marzo 2010 13:32)

    fijaros la diferencia entre el anbiente ke daban esos tanorumanos y el ke va a dar el skate ke es un espectaculo para la gente ke se acerke. es q mira ke alli an ido a la vaca los yonkis de la metadona, los rumanos lo haveis aguntao todo sin decir ni mu y nos vais a montar el cristo a los chavales.

  • #4

    Hiro Hito (sábado, 10 abril 2010 13:03)

    Bueno, los papis han exagerado bastante, tampoco era el bronx. En estos casos se dibuja todo más feo de lo que es en realidad, pero lo cierto es que muerto el perro se acabó la rabia. Me gustaría saber a dónde han ido ahora, pues se ha desvestido un santo para vestir a otro.

  • #5

    X (martes, 16 noviembre 2010 13:25)

    Si que nos hemos quejado de todo lo que dices pitu, los yonkis que tu dices desaparecieron hace años, los gitanos rumanos poco han durado, la verdad que ni yo me creo aún lo rápido que han actuado para quitarles de allí.

    Creo que tampoco se ha exagerado nada, todo lo que se ha comentado acerca de ellos aquí lo he visto yo con mis propios ojos que para eso monto en bici casi a diario por ese parque, he visto hasta hacer fuegos en barriles, utilizar las mesas del parque como comedor y la fuente como suministro de agua, además de utilizarlo todo como si fuera un jardín, dejando juguetes tirados por allí.

    Una pena por la casa, ya que era la mas antigua de Cazoña con unos 50 años por lo menos, y antes de llegar ellos no estaba tan mal.

  • #6

    vecino (jueves, 18 noviembre 2010 00:41)

    eso lo dirás tú Hiro Hito, porque poco faltaba para que fuera eñl Bronx. No había criminalidad, eso es cierto, pero es que esta peña son unos cerdos, les da todo igual joder, y hay qque decirles que no pueden hacer lo que les salga de ahí. Si es que se hacen odiar y luego van de victimas joder.